The IF Show T02E01: Teorías de la conspiración

The IF Show T02E02 · Teorías de la conspiación (I) · Ibai Fernández
Guión

Monólogo: «Teorías de la conspiración (I)»

¿Qué sería de nosotros, los humanos, si no pudiéremos echar mano de vez en cuando de una buena teoría de la conspiración para explicar este mundo que nos rodea, en el que vivimos y en el que siempre ha habido, hay y habrá misterios que no sólo no podrán ser explicados, sino que no merecerá nunca la pena llegar a explicar?

Que si el hombre nunca llegó a la Luna. Que si la Tierra no sólo no es del todo redonda porque está achatada en sus polos norte y sur, sino que siempre ha sido plana pero nos han colado un gol de media cancha al respecto.

Que si el bueno de Elvis o el quizás no tan bueno de Michael nunca murieron, sino que decidieron «abandonar la escena pública» — de un método tan radical como efectivo.

Que si Keanu Reeves es o bien un vampiro o bien «quizás sólo» un ávido viajero del tiempo. Que si Lady Gaga mató a Lady Gaga para convertirse en Lady Gaga. 

Todo esto antes de llegar al año en el que vivimos en el que, por supuesto, habían de dispararse todo tipo de teorías «conspiranoicas» al respecto del verdadero origen de esa amenaza capital que hoy vive entre nosotros… bajo el nombre… de Justin Bieber.

Comencemos.

INTRODUCCIÓN

Bienvenidos — una vez más — a este episodio de The IF Show en el que esta vez versaremos sobre un tema «interesantísimo» — nótese el sarcasmo en mi voz — que ha venido persiguiendo al hombre desde que el hombre es hombre — y la mujer, mujer (vuelva a notarse el sarcasmo en mi voz).

Vamos a hablar del mejor de todos los recursos — os lo digo por experiencia propia — para ligar en una convención de ufología, en una «comic-con» o en una fiesta de «cosplay»: las «conspiranoias», teorías conspiranoicas o, para la amplia mayorías, teorías de la conspiración. Y como suele ser costumbre empezaremos por donde hay que empezar: por el principio.

¿QUÉ DEFINE UNA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN?

Según Wikipedia, una teoría conspirativa, teoría de la conspiración o teoría conspiratoria es cualquier teoría alternativa a las oficiales que explican un acontecimiento o cadena de acontecimientos de importancia política, social, económica, religiosa o, en definitiva, histórica, generalmente inspiradas por medio de la acción secreta de grupos poderosos, extensos y longevos… todo ello con cierto — cuando no absoluto — talante peyorativo.

En definitiva, una teoría de la conspiración es la burla que hacemos en relación a la teoría de alguien sobre algo que probablemente no sea cierto pero que, en caso de serlo, dejará de ser una burla para pasar a dejarnos a todos boquiabiertos y con los ojos como platos.

En ese caso — en el caso de que se pruebe como cierta —, una teoría de la conspiración deja de ser teoría y se convierte, con todo derecho, en una conspiración, en una del todo tangible.

El ejemplo más claro lo podemos ver en el fútbol: si un delantero se interna en el área, se lanza a la piscina y el árbitro no pita penal, es un teórico de la conspiración; pero si el mismo delantero se interna en el mismo área y se lanza a la piscina consiguiendo que el colegiado pite penal, ahí lo tenemos: una conspiración en toda regla.

Una vez entendido esto con tan ilustrativo ejemplo, vayamos al grano. He aquí las diez teorías de la conspiración que conseguirán retener parte de la atención de cierta parte de la «party» — considerando que la «party» esté llena de «freaks», «geeks», «nerds»… y fanáticos de Justin Bieber, por supuesto.

LOS ANTIVACUNAS

Una buena teoría conspiranoica — para serlo tal — ha de tener un mínimo de base científica. Y, en este caso, la teoría de la conspiración de los antivacunas tiene una muy grande.

La lanzada en 1998 por el médico británico Andrew Wakefield mediante la publicación de un artículo en la revista científica «The Lancet» en el que afirmaba que la vacuna triple vírica y el autismo estaban íntimamente relacionados.

Lo mejor de todo, por supuesto, es que el estudio sobre el que amparaba este supuesto descubrimiento estaba avalado por él mismo.

Con dicho artículo llegó la locura a la cabeza de muchos padres a lo largo y ancho del globo terráqueo (ése que no es redondo… pero desde luego tampoco plano), quienes comenzaron a hacer la guerra a las vacunas de las que hasta entonces se consideraba como uno de los mayores milagros de la medicina moderna.

Posterior a eso — y es aquí donde entran esos factores tan tiernos como humanos que son la tergiversación, la imaginación y la extrapolación —, la pólvora ardió rápidamente y comenzaron a elevarse todo tipo de voces al respecto que hablaban, por ejemplo, del control mental que, por medio de las vacunas, los gobiernos y las corporaciones farmacéuticas ejercen sobre la población.

Décadas después, todos esos padres indignados conformaron numerosos colectivos organizados por todo el mundo — el que sigue siendo achatado por los polos pero nunca plano, por cierto — que, sin más base científica que la de aquel artículo publicado por el Dr. Wakefield no se pararon nunca a leer el trabajo del señor Brian Deer, periodista británico que entrevistó a las familias que habían participado en el estudio del Dr. Wakefield para demostrar que siete de los 12 niños participantes en el estudio del galeno británico ya presentaban signos de autismo mucho antes de ser vacunados… Ciencia pura, vaya.

¿Resultados?

Muchos premios periodísticos para Brian Deer, todos los médicos participantes en el estudio del Dr. Wakefield retractándose públicamente, la revista «The Lancet» en la que originalmente había sido publicado dicho estudio procedió a hacer una retirada pública del mismo y, finalmente, el Consejo Médico Británico prohibió al Dr. Wakefield volver a ejercer la medicina en Gran Bretaña.

Pero la grandeza del periodista — y uno de los motivos por el que se llevó tantos premios — fue no concluir su investigación con las entrevistas hechas a las familias anteriormente mencionadas, sino que, además, hizo público que el estudio del Dr. Wakefield había sido financiado por un bufete de abogados que, basándose en los falsos resultados del mencionado estudio, preparaba demandas colectivas y millonarias contra las farmacéuticas que fabricaban la vacuna triple vírica en nombre de los padres de niños autistas del mundo.

¡Woohoo! Espera, espera, espera… ¿El interés económico detrás de un movimiento malicioso del ser humano? Esto sí que me huele a conspiración, ¿no? Y vosotros, ¿qué opináis de las vacunas? ¿Salvavidas… o controladoras del cerebro humano? ¡Debate abierto!

LOS «TERRAPLANISTAS»

Ésta es, sin duda, una de mis teorías conspiranoicas favoritas. Tanto que hasta me causa la misma ternura que imaginar a Hitler preso y desnudo dentro un avispero de avispas africanas asesinas.

Los «terraplanistas», esa dulce porción del género humano que – sí, lo habéis acertado — no sólo cree sino que defiende a ultranza que la Tierra… es… [música de tambores] ¡plana! Tan plana como un disco compacto, este mismo escritorio o, al parecer, sus propios y respectivos encefalogramas.

Como para con otras muchas teorías de la conspiración, para esta también existe una asociación: la Sociedad de la Tierra Plana, concretamente, que nació a mediados del siglo XX y cuya teoría es que la Tierra es un disco plano cuyos bordes están congelados y donde — al menos para algunos — Australia ni siquiera existe (lo que nos deja sin Thor, prostituta protagonista en el Moulin Rouge, Galadriel [Cate Blanchett], sin Lobezno y, aún más triste, sin el Joker de Ledger. Aunque bueno, para algunos quizás fuera mejor que Mel Gibson nunca hubiera existido, ¿no?

Como para con tantos otros asuntos de disgregación de la sociedad humana, las redes sociales — y en especial Youtube (que de eso ya tendremos tiempo de hablar en otro episodio) tienen mucho que ver. Y es que precisamente este sitio web en donde ahora me veis es una de las herramientas que ha conseguido que los terraplanistas crezcan y se multipliquen alrededor del mundo como si de un virus — ahora que estamos en temporada de ellos — se tratase.

Y es que todo terraplanista que se precie tiene entre sus favoritos al menos a 10 yotubers que hablan no sólo convencidos sino también «con la más amplia base científica» de la planitud de la Tierra.

Uno de sus más conocidos portavoces es Matthew Powerland, de quién circula un video en YouTube asegurando que trabajó en la NASA y que, en una fiesta privada, unos astronautas le dijeron que la Tierra en realidad es plana. La NASA a día de hoy sigue insistiendo no sólo en el desconocimiento absoluto que tienen de este hombre sino en que no celebran fiestas privadas salvo en el espacio, caso en el cual, de haber estado invitado, Matthew se habría dado cuenta de que la Tierra, ciertamente, tiene la mala costumbre de mostrarse tan redonda — bueno, achatada por sus polos — como la tienen cualesquiera otros planetas de cualesquiera otros sistemas solares.

No se cómo decir esto, así que mejor se lo lo dejo al astrofísico Neil deGrasse Tyson cuando dice:

[Entra video]

EL VIAJE A LA LUNA: UN ESPECTÁCULO CINEMATOGRÁFICO

El 20 de julio de 1969, los estadounidenses Neil Armstrong y Buzz Aldrin aterrizaron el módulo lunar del Apolo Eagle en la Luna. Punto. Unas horas más tarde, Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre en poner un pie sobre la Luna. Aproximadamente 650 millones de personas atestiguaron este hecho por televisión, quizás uno de los momentos más importantes de la historia.

Sin embargo, más a día de hoy y con tanto «terraplanista» suelto, un número similar de personas creen que esto fue un fraude orquestado por la NASA — supongo que, teniendo en cuenta la Guerra Fría en la que estaba sumida el mundo, por demostrar que los EE.UU. y el capitalismo que éstos representaban habían, por fin, conseguido vencer a la Unión Soviética, representante del socialismo radical convertido éste en comunismo, que a esas alturas le estaba metiendo una goleada en lo que a la carrera espacial se refiere.

Las personas que sugieren que el aterrizaje en la Luna realmente no sucedió elaboran su teoría sobre los siguientes hechos:

1.- La necesidad que tenía Stanley Kubrick de conseguir una nueva lente…

…para una película — Barry Lindon — que rodaría completamente a la luz de las velas.

A tal respecto, ciertamente, Carl Zeiss fabricó la lente Planar de 50mm f/0,7, uno de los objetivos fotográficos de mayor apertura jamás fabricado, diseñado específicamente para poder tomar fotografías del lado oscuro de la Luna. De dicho objetivo se fabricaron 10 unidades: uno de fue conservado por la propia compañía, seis fueron vendidos a la NASA y tres fueron vendidos a Stanley Kubrick, con los que rodó dicho film.

2.- En las fotografías no hay estrellas.

Fácil: cuando uno toma una fotografía, la cámara, ya sea automática o manualmente, ha de ser configurada de modo que se centre en el que sea el verdadero sujeto de la foto. Imaginemos, si no, una foto a contraluz. Si la cámara es configurada para que el fondo del sujeto salga bien definido, el sujeto saldrá completamente oscuro; incluso completamente negro. En cambio, si ajustamos la cámara para que sea el sujeto el que esté iluminado, el fondo más que probablemente salga completamente blanco. Ni en el primer caso significa eso que no hay sujeto ni en el segundo que no hay fondo. Se trata, en todo caso, de un principio fotográfico básico que puede ser comprobado con cualquier cámara doméstica y sobre el que no puede haber conspiración posible

3.- Una bandera no puede ondear en el espacio

Ciertamente, en el espacio el único viento existente es el llamado viento cósmico, una fuerza cósmica que puede empujar e ionizar nubes de polvo cósmico. Una fuerza que, en ningún caso, podría mover nada salvo una nube cósmica de baja densidad. Así que ciertas fotografías y el famoso vídeo donde «se ve la bandera ondear» dan pie a los teóricos de la conspiración para asentar las bases de este supuesto fraude.

Pues bien, sencillo. Ciertamente, en la Luna no hay vient, Pero si hay una cosa que se llama gravedad y sí que puede haber una cosa que se llama movimiento. Y tanto lo primero como lo segundo pueden llegar a deformar tejidos flexibles como el de una bandera. El primero — la gravedad — por su mera existencia; y el segundo — el movimiento — el que hicieron los astronautas a la hora de clavar la bandera en el suelo lunar.

4.- Otras razones

Otras razones argumentadas por los teóricos que ven en el primer viaje a la Luna una conspiración son la existencia de vidrio en las rocas que «supuestamente» los astronautas trajeron de la Luna, en la conservación de las huellas que los astronautas dejaron en la Luna o, los más científicos, que es imposible atravesar los cinturones de radiación — conocidos como cinturones de Van Allen — que rodean la Tierra.

Pues bien, sencillo: punto uno, el vidrio no es exclusivo de la tierra, sino que también se puede dar por la colisión de meteoritos, de los que tanto la Tierra como la Luna son posibles y, en realidad, frecuentes objetivos; punto dos, las huellas no se borran como en la Tierra porque, precisamente, no hay viento — ni tampoco lluvia — que las pueda borrar; y, tercero, la tripulación del Apolo 11 estuvo dentro de los cinturones de Van Allen durante menos de dos horas durante su viaje a la Luna, por lo que solo habría estado expuesta a aproximadamente 18 rads, además de que iban protegidos dentro del transbordador espacial que, aunque no os lo podáis creer, no estaba hecho de papel de fumar y chicle. En total, la NASA calculó que los astronautas a lo largo de toda su misión lunar habrían estado expuestos a 0,18 rads. Para que os hagáis una idea de cuánto es eso, una comparación mucho más terrestre: 0,18 similar a la cantidad de radiación a la que somos expuestos  una radiografía de tórax.

LADY GAGA MATÓ A LA VERDADERA LADY GAGA

Para los más fanáticos de la cantante Stefani Joanne Angelina Germanotta, conocida en el mundillo artístico como Lady Gaga, os traiga esta maravillosa conspiración.

Resulta que Lady Gaga andaba produciendo su primer disco en solitario en 2008. En aquel tiempo, su manager era Rob Fusari, quien también era manager de la hoy difunta cantante de Lina Morgana.

Y Rob Fusari, como todo gran manager, tuvo una gran idea: pondría a las dos artistas a cantar juntas varias canciones.

Eso sí, en aquel momento, la gran estrella no era Lady Gaga, sino Lina Morgana quien, un buen día, decidió saltar desde la azotea de un hotel.

Meses después, Lady Gaga lanzaba su primer disco en el que no sólo había canciones suyas… sino también de Lina Morgana: teoría de la conspiración servida.

Sobre todo cuando, dos años mas tarde, la madre de Lina Morgana hizo aparición pública para decir no sólo que su hija no había manifestado jamás ninguna tendencia suicida, sino que — y oíd bien — fue Lady Gaga la que, ciega de envidia, la mató, pero que — y aquí viene la parte interesante — no la iba a denunciar porque lo único que quería era que Lady Gaga reconociera que había asesinado a su hija como medio de poder liberar su alma (el de su hija, ojo; no, digamos, el alma culpable de la propia Lady Gaga.

Y es que, en sucesivas declaraciones, la madre de Lina Morgana declaró que Lady Gaga no sólo había matado a su hija, sino que había procedido — ritual mediante en el que por supuesto estaba incluido el asesinato de su hija — a robarle el alma con la finalidad de «capturar todo su estilo»; ritual que, al parecer, concluiría con la filmación del videoclip de la canción «Paparazzi» que Lady Gaga publicó en 2009. Y es que, atentos a esto: «para que el conjuro tuviera efecto, el asesinato debía ser glorificado en forma pública.» Te cagas, lorito.

Analicemos los hechos.

1.- En 2005, Lady Gaga monta su propia banda — SGBand — con la que actúa en cualquier sitio en el que le permitan actuar.

2.- En 2006, Wendy Starland la descubre. Wendy era en aquel momento una de las cazatalentos del que más tarde llegaría a ser manager de la neoyorquina, Rob Fusiori.

3.- En 2007, Lady Gaga es contratada por el sello Streamline Records, perteneciente a Interscope Records y más tarde firma un contrato con Sony mediante el que escribió canciones para, entre otros artistas, Britney Spears o The Pussycat Dolls.

4.- En esos años, además, conoce a Lady Starlight con quien dios una serie de conciertos que dieron mucho que hablar. Uno de ellos, de hecho, fue el que dieron en el festival de Lollapalooza en agosto de 2007, año hacia cuyo final comienza la producción de su primer álbum de estudio en solitario, que se estrena el 19 de agosto de 2008. Este álbum no tiene mucha difusión, por lo que Lady Gaga decide promocionarlo personalmente en bares del Reino Unido así como en bares y discotecas gay en los Estados Unidos, llegando a telonera en el proceso a uno de los artistas para el que ya había escrito canciones en el pasado, New Kids on the Block.

5.- Lina Morgana muere — digámoslo así — por «aparente suicidio» el 4 de octubre de 2008.

Es decir, que Lady Gaga, tras una carrera profesional en el mundo de la música de más de tres años en el que firmó varios contratos con sellos disocográficos importantes y después de haber producido trabajando para ellos canciones de éxitos para artistas como Britney Spears, The Pussycat Dolls y New Kids on the block, tuvo tiempo para hacer una alto en el camino de la gira de difusión de su primer álbum de estudio para lanzar a Lina Morgana desde un balcón en un «desesperado y tenebrosamente mágico intento» no sólo por acabar con su vida sino por robar su alma.

Decidme que una historia como ésta no os ayudaría a ligar un sábado noche después de unas copas de más y unas pastillas de menos… En fin, vamos a algo con un poquito más de fundamento…

ACTORES INMORTALES, VAMPIROS Y OTRAS MALAS HIERBAS

Quien no se haya topado con esta interesante teoría conspiranoica en Internet, es que no ha navegado lo suficiente:

Keanu Reeves no es Keanu Reeves… o sí lo es, pero no originariamente. Originariamente, tal y como «demuestra» toda una web [keanuisinmortal.com] dedicada a esta teoría de la conspiración, Keanu Reeves fue… Carlomagno. Sí, como lo escucháis: Keanu Reeves nació Carlomagno, rey de los francos desde el año 768, rey nominal de los lombardos desde 774 e Imperator Romanum gubernans Imperium desde el año 800 hasta su muerte. Y las pruebas — de acuerdo a dicha web — están claras; y cito:

Aparte del sorprendente parecido, el relato de la muerte de Carlomagno despierta sospechas. En primer lugar, coronó a su hijo justo antes de morir (¿Cómo sabía que iba a «morir»?). En segundo lugar, su entierro se apresuró durante el clima frío, un indicio claro de que necesitaban enterrar un cuerpo para no levantar sospechas.

Un cuerpo que no fue el de Carlomagno y tampoco el del bueno de Keanu, pero que definitivamente tampoco fue el de Paul Mounet, otro francés y, en esta caso, otro actor… ¿Veis como se cierra el círculo?

Paul Mounet, eso sí, nació en 1847 y que, «aparentemente», murió en 1922. Por esta regla de tres, Keanu Reeves (o Paul Mounet o Carlomagno, como mi querida audiencia prefiera) pasó desaparecido todo un milenio, de acuerdo a la web (y cito):

La tercera razón que prueba la inmortalidad de este señor es que «su bondad sólo se puede adquirir en una vida larga y sabia», ya que «Keanu es uno de los pocos actores que realmente respeta el trabajo de la gente detrás de las escenas de las películas de Hollywood», por lo que «está claro que durante su vida eterna ha llegado a apreciar el trabajo duro, [razón] por la que decidió regalar 64 millones de dólares (de los casi 90 que ganó por su trabajo en Matrix). Por último, cuando se le preguntó sobre su acto de generosidad, Keanu dijo: “El dinero es lo último en lo que pienso. Podría vivir de lo que ya he ganado durante los próximos siglos.”»

Keanu es probable y ciertamente — o así cuentan los relatos que de él hablan — una de las estrellas más humildes y bondadosas de Hollywood además de, sin duda, un gran actor, pero… ¿basarse en dicha bondad, generosidad, humildad… para justificar una existencia de unos 1.200 años no os parece un tanto… desmedido?

En fin, supongo, no obstante, que, si sois de mi liga, ahora mismo os estáis preguntando lo mismo que me estoy preguntando yo… ¿Para cuándo un biopic de Carlomagno protagonizado por Carlomagno? O por Keanu Reeves, que fin de cuentas es lo mismo… ¿No?

Bibliografía y referencias

¿Qué te pareció? Déjame un comentario.

Prometo responderlos todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si te gustó, considera compartirlo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Si llegaste hasta aquí, suscríbete

¿Quieres que te envíe contenidos a tu correo electrónico? No voy a spammearte, puedes tener esa seguridad. Sólo te haré partícipe por correo electrónico de los nuevos contenidos que vaya escribiendo por si te interesa leerlos. Haz clic en el siguiente enlace para ver más detalles sobre mi política de privacidad.

[ultimatemember form_id="2106"]

Todos los campos son obligatorios. La eñe no está permitida como parte del nombre de usuario. Puedes echarle un vistazo a mi política de privacidad aquí.

¿Viste ya mi show?

The IF Show

En abril de 2020 comencé The IF Show en Youtube para hablar de ciertos asuntos de los que quería hablar. Después de comenzado, la cantidad de trabajo desplazó el tiempo — y la energía — que tenía para hacerlo, por lo que dejé de producirlo y emitirlo en algún momento del otoño de ese año. Voy a volver a las andadas más pronto que tarde, pero mientras que lo hago, puedes disfrutar de lo que en su momento fue.

Ibai Fernandez
Suscríbete y recibe mis contenidos en tu email

No voy a spammearte, puedes tener esa seguridad. Sólo te haré partícipe por correo electrónico de los nuevos contenidos que vaya escribiendo por si te interesa leerlos. Haz clic en el siguiente enlace para ver más detalles sobre mi política de privacidad.